El cambio climático es provocado por la emisión de Gases de Efecto Invernadero (GEI) y se han convertido en uno de los principales problemas de nuestra sociedad hoy en día. Para ello las empresas que quieran ser competitivas tienen que orientar su actividad al  cálculo, reducción o compensación de su huella de carbono.

La Huella de Carbono es el cálculo  de las emisiones GEI asociadas a organizaciones, eventos o actividades, o al ciclo de vida de un producto, que favorecen al cambio climático y se expresan en toneladas de CO2 equivalentes.

Las etapas de la huella de carbono son:

1.- DETERMINACIÓN DE ALCANCE.

2.- DETERMINACIÓN DE MÉTODO.

3.- IDENTIFICACIÓN DE FUENTES GEI.

4.- VERIFICACIÓN DE DATOS.

5.- CÁLCULO DE HUELLAS DE CARBONO.

Estas fases nos llevan a: VERIFICAR,  REDUCIR y COMPENSAR.

  • Medir (HC Calculada): cálculo de la huella de carbono con referenciales reconocidos internacionalmente, determinando las toneladas de CO2 obtenidos.
  • Reducir (HC Reducida): cálculo de la huella de carbono con referenciales reconocidos internacionalmente, demostrando (organización/producto) la reducción de sus emisiones respecto al periodo anterior.
  • Compensar (HC Compensada): cálculo de la huella de carbono con referenciales reconocidos internacionalmente y las toneladas de CO2 resultantes se cancelan con CER’s (Certified Emission Reductions) o VER’s (Verified Emission Reductions).

 Existe un Registro de la Huella de Carbono y según el Real Decreto 163/2014 pueden inscribirse en él todas las personas jurídicas o trabajadores autónomos que desarrollen una actividad económica y sean generadoras de emisiones de GEI, dentro del territorio nacional y de forma voluntaria que calculen su huella de carbono y que realicen actividades encaminada a su reducción y/o compensen sus emisiones.

También pueden inscribirse en el Registro de la Huella de Carbono las personas físicas o jurídicas que de manera voluntaria tengan o sean titulares de proyectos de absorción de CO2 situados dentro del territorio nacional.

La inscripción en la sección de cálculo y reducción de Huella de Carbono incluyen a los Compromisos de Reducción de emisiones GEI que se realizarán para:

  • Alcance 1 (obligatorio): Emisiones de fuentes directas, como las generadas por los vehículos propiedad de la empresa, por la combustión de combustibles fósiles, etc.
  • Alcance 2 (obligatorio): Emisiones de fuentes indirectas asociadas a las emisiones de la generación de electricidad adquirida y consumida por la organización.
  • Alcance 3 (voluntario): Emisiones indirectas de la cadena de suministro o servicio, como la producción de materiales adquiridos, la eliminación de residuos, viajes de empleados, etc.

Para inscribirse en el Registro además del cálculo, se requiere de un certificado de Verificación del cálculo para los casos:

  • Huellas de Carbono en alcance 3.
  • Huellas de Carbono en alcance 1+2 de organizaciones no consideradas PYMES.
  • Huellas de Carbono que no cuente con un sistema de cálculo simplificado publicado por la Oficina Española de Cambio Climático.

La verificación de la huella de carbono tiene unos beneficios:

  • Impacto positivo en la imagen ambiental de la organización, demostrando su compromiso con la lucha frente al cambio climático.
  • Control de las emisiones generadas y de las fuentes de emisión, realizando las medidas efectivas que contribuyen a la reducción del cambio climático y para el control e identificación de ahorro de costes y oportunidades de acceso a nuevos mercados.
  • Responde a las nuevas exigencias de clientes e inversores, respecto a los compromisos ambientales que esperan de sus proveedores, ofreciendo información pública, veraz y fiable, en un mercado que valora a las empresas y productos más sostenibles.
  • Reduce los costes de operación ya que mejora la eficiencia energética

FUENTE: www.eqa.es | info@eqa.es

 

Noticia sobre la  Huella de Carbono para el Plátano de Canarias pincha en el siguiente link:

https://bit.ly/2JALa2G