El transporte privado, el sector que más contamina la ciudad
  • El Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) y la Agencia Local Gestora de la Energía (ALGE) han presentado el inventario de emisiones de CO2 de Las Palmas de Gran Canaria.

  • El transporte privado se lleva el mayor porcentaje de contaminación con casi el 37% de las emisiones de CO2 del municipio capitalino.

  • La concejala Hidalgo ha anunciado la implementación de 1.000 placas fotovoltaicas en edificios municipales en los próximos cuatro años para continuar “la senda del ahorro y la eficiencia energética”.

Reunión de El Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) y la Agencia Local Gestora de la Energía (ALGE)

La Agencia Local Gestora de la Energía y el Instituto Tecnológico de Canarias finalizaron esta semana el inventario de emisiones de CO2 de Las Palmas de Gran Canaria, que fue presentado a la concejala de Sostenibilidad Ambiental del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Belén Hidalgo.

Este documento se enmarca entre las tareas que deben desarrollar los municipios adheridos al Pacto de los Alcaldes y Alcaldesas por la Energía y el Clima Sostenible (PACES). Las Palmas de Gran Canaria se sumó a principios de 2018 a está la iniciativa urbana, la más importante del mundo con más de 9.847 firmantes que agrupa a autoridades locales, provinciales y regionales con el compromiso voluntario de aplicar en sus territorios objetivos climáticos y energéticos de la Unión Europea, entre ellos, reducir al menos en un 40% de aquí a 2030 las emisiones de CO2.

El estudio, que será presentado de forma pública próximamente, recoge los datos de emisiones de CO2 divididos por sectores y hace una comparativa entre los años 2012 y 2017. Consta de cuatro sectores analizados: los edificios residenciales, comerciales, municipales y del sector terciario, el transporte público y privado, los residuos y la producción de electricidad. De los datos obtenidos se puede extraer que el transporte privado ocupa el mayor porcentaje de emisiones de CO2, con un 37% de contaminación, seguido de los edificios residenciales.

La ALGE, entidad promotora del Pacto en Las Palmas de Gran Canaria, se suma a la línea impulsada por el Consejo Insular de la Energía en el resto de municipios como coordinador del Pacto de los Alcaldes y Alcaldesas por la Energía y el Clima en la isla. Ha sido precisamente esta entidad del Cabildo de Gran Canaria la que ha facilitado los datos de emisiones del sector de gestión de los residuos, referidos a los complejos medioambientales de Juan Grande y del Salto del Negro.

Gracias a las actuaciones en materia de ahorro y eficiencia energética, en instalaciones de energías renovables y en formación en buenos hábitos para el consumo responsable ejecutadas en el ámbito municipal, el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha reducido un 5,8% sus emisiones en los últimos cinco años. La ALGE se ha coordinado con los diferentes servicios y empresas municipales, cuya colaboración ha sido esencial para la recopilación de la información requerida en la elaboración del Inventario de Emisiones.

La apuesta del Consistorio, según la concejala Belén Hidalgo, será precisamente seguir esa senda para mejorar los resultados y lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible que marca la Unión Europea. “Ahora es cuando tenemos todos los datos y podremos acometer los planes específicos para reducir la contaminación en los sectores más problemáticos. En los próximos cuatro años instalaremos un millar de placas fotovoltaicas en los edificios municipales para seguir reduciendo las emisiones de CO2”, ha explicado la edil Belén Hidalgo.

La entidad pública es la primera que tiene que dar ejemplo en materia de sostenibilidad y ahorro”, ha añadido la concejala de Sostenibilidad Ambiental, Agricultura y Pesca y presidenta de la ALGE. El siguiente paso, según el compromiso adquirido dentro del Pacto de los Alcaldes y Alcaldesas, será elaborar la Evaluación de Riesgos y Vulnerabilidades derivados del Cambio Climático y un Plan de Acción para el Clima y la Energía Sostenible, además de actualizar el inventario de emisiones cada dos años.

Top