Las compañías comercializadoras de energía eléctrica han adoptado el modelo de factura que el Gobierno estableció para los consumidores acogidos al Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC), que incluye la siguiente información:

  • El tipo de contrato.
  • El tipo de contador.
  • Información desglosada de su consumo.
  • Información para que el consumidor resuelva dudas.

En los siguientes enlaces puedes consultar información sobre la factura eléctrica. Enlaces de interés:

¿Cómo cambian los precios?
  • El término fijo (lo que se paga por cada kW de potencia contratada, independientemente de lo que consumas) sigue igual y depende de: tarifa de acceso + margen de comercialización por cada kW contratado de 4 €/año.
  • El término variable (lo que pagas por cada kWh que consumes) cambia: la parte de la tarifa que corresponde al coste de la energía  y que antes se decidía en subasta cada 3 meses, ahora se decide en el mercado mayorista. Este mercado emite su veredicto con solo un día de antelación.

La luz tendrá un precio para cada hora del día siguiente: habrá 24 tarifas diferentes para cada uno de los días del año. La tarifa eléctrica será impredecible para el consumidor, que solo contará con unas horas de antelación para conocer los precios del día siguiente.

¿Cómo se fija el precio de la energía?

Gran parte de la energía de España se comercializa a través de un mercado diario que funciona así:

  • Se hace una previsión de cuánta electricidad se consumirá en cada una de las horas del día siguiente.
  • Para cada hora se cubre la demanda con las ofertas más baratas, pero el precio de la tecnología más cara es el que decide el precio de la electricidad para todas las tecnologías (aunque sean más baratas).

Las centrales de gas son caras y casi siempre necesarias para cubrir las necesidades de energía. Estas centrales explican (casi siempre) lo que pagamos por la luz. Pero cuando no son necesarias (porque la hidráulica, la nuclear o la eólica se bastan por sí solas) cae drásticamente el precio.

¿Cómo llegan estos precios a mi factura?
  • Si tienes un contador “inteligente“: tu compañía eléctrica conoce tus consumos de electricidad hora a hora. De esta forma la factura deberá incluir el consumo cada hora del día y la tarifa a aplicar en esa hora concreta. Los pocos clientes que ya tienen un contador con telegestión plenamente operativo podrán por lo tanto modificar ciertos hábitos de consumo para trasladar los consumos a horas de menor precio o incluso evitar determinados consumos los días en los que el precio de la luz sea excesivo. Será una locura hacerlo (los precios cambian hora a hora) pero las oportunidades de ahorro estarán ahí (evitar ciertas horas punta, trasladas consumos al fin de semana…).
  • Si no tienes contador digital con telegestión: se te aplicarán unos perfiles de consumo medios preestablecidos y dará lo mismo la hora en la que consumas luz (tu contador no puede detectarlo). La inmensa mayoría de consumidores se encuentra en esta situación.

Simula tu factura de electricidad con la aplicación de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

¿Puedo pagar un fijo?

Puedes, pero probablemente te salga más caro. Habrá una tarifa fija garantizada (solo están obligadas a ofrecerla las comercializadoras de referencia). No afectará al total de la factura sino solo la parte que corresponde a la energía (los peajes o tarifas de acceso variará si lo decide el Ministerio). Este fijo será predecible (no como los fluctuantes precios de la electricidad) pero tiene una pega importante: podrá tener permanencia y penalizaciones (no solo durante el primer año sino también en cada renovación, algo que está prohibido en el resto de tarifas del mercado libre).

¿Qué pasa si tengo Discriminación Horaria?

Hasta ahora el Gobierno fijaba unas tarifas de acceso o peajes (más del 50% de la factura que pagas) con un precio alto en hora punta y bajo en horas valle. Así se conseguía el efecto de discriminación horaria. Con el nuevo sistema, al efecto de los peajes se suman los diferentes precios que tendrá la electricidad según pasen las horas. El resultado debe ser más beneficioso para el consumidor, pero la cosa se complica: no estará garantizado que el horario más barato sea, como hasta ahora, entre las 22 y las 12 horas (de 23 horas a 13 horas en horario de verano).

  • Si tienes discriminación horaria te conviene seguir con ella, ya que los peajes seguirán funcionando con la misma lógica de siempre.
  • Si te asusta la incertidumbre del precio, está la opción de tarifa fija.
¿Qué pasa si tengo Bono Social?

El importe a descontar ya no será la diferencia entre las tarifas actuales y las que había antes de julio de 2009. Ahora será un descuento fijo del 25% sobre los precios reales (que irán cambiando hora a hora). Esto mejora lo que estaban recibiendo las facturas con Bono Social, pero empeora lo que habrían recibido si se hubiese mantenido el sistema antiguo y las tarifas hubiesen subido a finales de año.